La parte invisible de una acción recta


بسم الله الرحمن الرحيم

.
Šaiḫ Muḥammad bin Ṣāliḥ al-ʿUṯaymīn (rahimahullah) dijo:

Él (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) dijo: «Por quien nadie merece ser adorado excepto Él, verdaderamente, uno de ustedes puede realizar las acciones [que son características] de la gente del Paraíso hasta que no haya nada entre él y el Paraíso excepto un palmo. Luego, lo que está en el libro del decreto llega a pasar y él realiza las acciones que son de la gente del Fuego» [Ṣaḥīḥ Muslim 2643].

Pero las buenas noticias, oh hermanos, y es que este ḥadīṯ tiene un contexto, es decir, él realiza las acciones que son de la gente del Paraíso, acorde a lo que es aparente a la gente, y en realidad él estará entre los habitantes del Fuego.

En cuanto al que sinceramente, desde su corazón, realiza las acciones de la gente del Paraíso, [entonces] Allāh, el Más Alto no lo abandonará. Allāh es más misericordioso que eso.

Si ustedes sinceramente realizan acciones de la gente del Paraíso, Allāh nos haga de ellos, Allāh verdaderamente no les abandonará, solamente [la discrepancia está en lo] que es aparente a la gente [dado que la gente no conoce la sinceridad de otros].

La prueba para este contexto está establecido en un [hadit en la] auténtica colección de al-Buḫārī: Un hombre fue con el Profeta (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) en una batalla. Él estaba valiente y decidido, él no perdonó a nadie del enemigo excepto que lo mató. La gente estaba sorprendida de su valentía y audacia.

El Profeta (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) luego dijo acerca de este día: «Ciertamente, él estará entre los habitantes del Fuego». Pido a Allāh refugio. ¡¿Este hombre bravo que erradicó al enemigo estará entre los habitantes del Fuego?!

Esto fue causa de una inquietud mayor y preocupación para los musulmanes, ellos estuvieron asustados: ¡¿Cómo puede este hombre terminar entre los habitantes del Fuego?!

Un hombre luego dijo: «Por Allāh, ¡voy a seguirlo!». Significa: «Voy a seguirlo para ver cómo termina». Entonces fue con el hombre, y durante una batalla el hombre valiente fue atrapado por una flecha. Luego perdió la esperanza, entonces tomó su propia espada, apuntó su propio pecho y lo clavó sobre sí mismo de tal manera que salió de su espalda. Pido refugio en Allāh. Se suicidó debido a su pérdida de esperanza.

El hombre vino al Profeta (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) y dijo: «Oh Mensajero de Allāh (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) atestiguo que nadie merece la adoración excepto Allāh, y tú eres el Mensajero de Allāh». Él (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) dijo: «¿Por qué?». Respondió: «El hombre que declaraste estar entre los habitantes del Fuego hizo tal y tal cosa».

El Profeta (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) entonces dijo: «Verdaderamente, un hombre puede realizar acciones de la gente del Paraíso, acorde a lo que es aparente a la gente—todas las alabanzas son para Allāh por este contexto—y en realidad es de los habitantes del Fuego» [Ṣaḥīḥ al-Buḫārī 4202, Ṣaḥīḥ Muslim 112].

Las personas piensan que es recto, pero en su corazón hay una impureza y por lo tanto estará entre los habitantes del Fuego.

🔊 Escuchar audio en árabe con la voz del Šaiḫ:


Šaiḫ Muḥammad bin Ṣāliḥ al-ʿUṯaymīn (rahimahullah)

🖋 Traducción al español y edición por Islam Puro
📆 Publicado en Islam Puro: Ğumādā II 1441 – Febrero 2020.
📂 ID iptt0367