No todo el que habla es para que se le refute


 

بسم الله الرحمن الرحيم

 

ʾIbnuʾl-Qayyim dijo:

En cuanto al seguidor ciego e ignorante, entonces no le prestes atención alguna. No permitas que te ofendan sus insultos, ni su excomunión [takfīr sobre ti], ni su declaración de desvío [sobre ti]. Ciertamente es como el ladrido de un perro, así que no hagas a un perro importante respondiéndole cada vez que te ladra. Déjalo en el deleite con su ladrido, Y tú mismo regocíjate de la virtud que se te ha dado por encima de él, mediante el conocimiento, fe [ʾimān] y guía. Haz que el alejarte de él sea parte de tu gratitud por las bendiciones que Allāh te ha dado y ha conferido sobre ti.

.


✍ ʾImām ʾIbnuʾl-Qayyim
📖 الصواعق المرسلة   3 \ 1158   [Aṣ-Ṣawāʿiq al- mursalah (3/1158)]
🖋 Traducido del inglés al español por: ʾUmm ʾIsmāʿīl al-mīksīkiyyah
📂 ID iptt0257