Siete preguntas fundamentales acerca del ʾIslām


 

بسم الله الرحمن الرحيم

❖ Pregunta 1. ¿Qué es el ʾIslām?

ʾIslām es un término árabe que significa: «someterse uno mismo a Dios Todopoderoso para adorarlo a Él solo, ceder en obediencia a Él, y [también] para liberarse uno mismo de la idolatría y de los que adoran a otro que no sea Dios Todopoderoso». A diferencia de los nombres utilizados por las otras religiones, el término ʾIslām no es una adhesión a cualquier ser humano, tiempo o ubicación. Por ejemplo, el budismo fue nombrado después del fundador Gautama Buddha, el judaísmo refiere a uno de los hijos del patriarca bíblico Jacob [Israel], y el cristianismo es una referencia a Jesucristo. El término ʾIslām[1], por otra parte, es una conexión a la sumisión y la adoración del Único y verdadero Señor y Creador del universo.

Solo mediante la sumisión de la propia voluntad a Dios Todopoderoso puede uno obtener la tranquilidad tanto en esta vida como en la otra. El ʾIslām enseña que los Profetas adscritos al judaísmo y el cristianismo eran seguidores del ʾIslām, que es someterse de todo corazón a la voluntad de Dios Todopoderoso y de adorarle solo a Él, sin suplicar a nadie aparte de Él. Por esta razón, el ʾIslām no es una nueva religión, sino que es la misma verdad definitiva y divinamente revelada que Dios reveló a todos los Profetas, incluyendo a Nūḥ [Noé], ʾIbrāhīm [Abraham], Mūsā [Moisés], ʿĪsā [Jesús] y Muḥammad, que la paz y las bendiciones de Dios sean con todos ellos..

❖ Pregunta 2. ¿Quiénes son los musulmanes?

La palabra árabe muslim [musulmán] se refiere a la persona que ha entrado en el ʾIslām y se ha sometido a Dios Todopoderoso, rendido en obediencia a Él, abandonando todas las formas de politeísmo e Idolatría. El mensaje del ʾIslām es para todo el mundo y cualquiera que acepta este mensaje interna y externamente se convierte en musulmán. Algunas personas creen erróneamente que el ʾIslām es una religión solo para los árabes, pero eso no es verdad, ya que en realidad ¡más del 80% de los musulmanes del mundo no son árabes! A pesar de que la mayoría de los árabes son musulmanes, hay árabes que son cristianos, judíos y ateos. Si uno echa un vistazo a las diferentes personas que viven en el mundo musulmán, desde Nigeria hasta Bosnia y desde Marruecos hasta Indonesia, es bastante fácil ver que los musulmanes son de todas las diferentes razas, grupos étnicos y nacionalidades. Desde el principio, el ʾIslām tiene un mensaje universal para toda la gente. Esto se puede ver en el hecho de que algunos de los discípulos del Profeta Muḥammad no eran árabes, sino también había persas, africanos y romanos bizantinos. Ser musulmán implica la aceptación completa y una obediencia activa a la voluntad revelada de Dios Todopoderoso. Un musulmán es una persona que voluntariamente basa sus creencias, valores y fe en la revelación de Dios Todopoderoso.

En el pasado, la palabra «mahometanos» se utilizaba a menudo como una etiqueta para los musulmanes. Esta etiqueta es un nombre equivocado, y es el resultado ya sea de una distorsión deliberada o de la ignorancia. Una de las causas de este malentendido es que a los europeos se les enseñó durante siglos que los musulmanes adoraban al Profeta Muḥammad [a veces llamado Mahoma en español], la paz sea con él, de la misma manera que los cristianos adoran a Jesús. Esto no es cierto en absoluto ya que a un musulmán no se le permite adorar a nadie ni a nada además de a Dios solo. El que adora a Muḥammad, o cualquier profeta, no se considera que sea un musulmán o un monoteísta.

❖ Pregunta 3. ¿Quién es Allāh?

A menudo uno va a escuchar el término árabe Allāh[2] que se utiliza con respecto al ʾIslām. La palabra Allāh es simplemente la palabra árabe para Dios Todopoderoso, El Único digno de toda adoración sin socios. Si uno viera una traducción al árabe de la Biblia, uno podría ver la palabra Allāh siendo usada, donde se usa la palabra «Dios» en español. De hecho, el nombre árabe para el Creador único digno de adoración es muy similar a la palabra de Dios en otras lenguas semíticas. Por ejemplo, la palabra hebrea para Dios es «Elah». Por varias razones algunos no-musulmanes creen erróneamente que los musulmanes adoran a un dios diferente al Dios que los Profetas como Moisés y Jesús adoraron. Este ciertamente no es el caso, ya que el monoteísmo puro del ʾIslām llama a toda la gente a la adoración del Dios de Noé, Abraham, Moisés, Juan, Jesús y todos los demás Profetas. Los musulmanes creen que judíos y cristianos se han desviado del camino de los Profetas y en su adoración han asociado a otros junto con Allāh. Por ejemplo, ellos buscan ayuda, salvación y asistencia de Profetas, «santos» y hombres considerados como sagrados y esto se opone el verdadero monoteísmo. O también es posible que describan a estos seres creados con los atributos del Creador, como por ejemplo, tener la capacidad de verlo y oírlo todo. Todo esto es considerado como idolatría..

❖ Pregunta 4. ¿Quién es Muḥammad?

El último y definitivo Profeta que Dios Todopoderoso envió a la humanidad fue el Profeta Muḥammad, la paz de Dios sea con él. Muḥammad transmitió, explicó y vivió las enseñanzas del ʾIslām, lo mismo que todos los Profetas anteriores.

A pesar de que otras comunidades religiosas afirmaron creer y adorar a un solo Dios, con el tiempo ellos corrompieron sus creencias tomando a sus Profetas y santos como intercesores ante Dios Todopoderoso. Algunas religiones creen en sus Profetas como manifestaciones de Dios, «Dios encarnado» o «hijo de Dios» y cosas como estas. Todas estas ideas falsas conducen a la adoración de la creación en lugar del Creador. Con el fin de evitar estas falsedades, el Profeta Muḥammad, la paz sea con él, siempre insistió en que él era solamente un ser humano con la tarea de predicar el Mensaje de Dios. Él enseñó a los musulmanes a referirse a él como «el Mensajero de Dios y Su siervo».

Para los musulmanes, Muḥammad es el mejor ejemplo de entre todas las personas. Él era el Profeta ejemplar, verdadero adorador, líder militar, gobernante, maestro, vecino, esposo, padre y amigo.

A diferencia de otros Profetas y Mensajeros, el Profeta Muḥammad vivió en el esplendor de la historia. Los musulmanes no necesitan tener la mera «fe» en su existencia y en sus enseñanzas, ¡ellos saben que es un hecho comprobado por los registros históricos!

Inclusive cuando sus seguidores apenas llegaban a unas pocas docenas [al inicio de su predicación], Dios Todopoderoso informó a Muḥammad de que él había sido enviado como misericordia para toda la humanidad. Debido a que las personas habían distorsionado u olvidado los mensajes anteriores de Dios, Dios nos informó que se encargaría de proteger el mensaje revelado a Muḥammad. Esto fue porque Dios Todopoderoso prometió no enviar a otro mensajero después de él. Dado que todos los Mensajeros de Dios han predicado el mensaje del ʾIslām, es decir, sumisión a la voluntad de Dios y la adoración a Dios solo y único, ¡Muḥammad es en realidad el último Profeta del ʾIslām, no el primero!

❖ Pregunta 5. ¿Cuáles son las enseñanzas del ʾIslām?

El fundamento de la fe islámica es la adoración solo a Allāh sin ningún socio. Esto significa creer que solo hay un Creador y Sustentador de todo en el Universo y que nada es divino o digno de adoración excepto Él.

La creencia verdadera en el monoteísmo significa mucho más que simplemente creer que hay un solo Dios en lugar de dos, tres o cuatro. Hay religiones que dicen creer en un solo Dios y creer que en la Última Vida solo hay un Creador y Sustentador del Universo. El ʾIslām, sin embargo, no sólo insiste en esto, sino también rechaza el uso de todos los intermediarios entre Dios y el hombre, e insiste en que la gente se acerque a Dios directamente y que reserven toda adoración para Él solo. Los musulmanes están obligados a recurrir a Allāh solo, con sus súplicas, buscan la ayuda de Él, buscan refugio sólo en Él y así sucesivamente.

La mayor falsedad es la afirmación de que Dios no ayuda ni perdona directamente a Sus criaturas. Falsas religiones tratan de conseguir que la gente desespere de la misericordia de Dios poniendo un énfasis excesivo en la carga del pecado, así como por medio de afirmar que Dios no puede perdonar directamente. Una vez que están convencidos de que no pueden acercarse a Dios directamente, las personas pueden ser inducidos a volverse a dioses falsos en busca de ayuda. Estos dioses falsos pueden ser de diversas formas, como santos en sepulcros y tumbas, ángeles o alguien de quien se cree que es «el hijo de Dios» o «Dios encarnado».

En casi todos los casos, las personas que adoran, oran o buscan la ayuda de un dios falso, no consideran estas acciones como idolatría. Ellos dicen creer en un solo Dios Supremo y sin embargo suplican y adoran a otros junto con Dios como un medio de acercarse a Él. En el ʾIslām, hay una clara distinción entre el Creador y el creado. No hay ambigüedad al respecto de la divinidad. Cualquier cosa que es creada no es digna de ningún tipo de adoración [ni súplica ni ningún otro tipo de adoración] y sólo El Creador es digno de ser adorado. Algunas religiones creen falsamente que Dios se ha convertido en parte de Su creación y por lo tanto es uno con Su creación y esto ha llevado a la gente a creer que pueden adorar a algo creado con el fin de «alcanzar» a su Creador, estas religiones afirman que Dios existe dentro de los ídolos, seres humanos y [en ocasiones hasta en] animales. Sin embargo Dios [es decir, Allāh] es el Altísimo, distinto y separado de Su Creación, ¡y no está mezclado con ella!

Los musulmanes creen que Dios es Único, y que Él no puede ser abarcado. Él no tiene ningún hijo, socios o compañeros. Y según la creencia musulmana, Dios Todopoderoso no engendra ni ha sido engendrado [no tiene hijos, ni padres], ni literal, alegórica, metafórica, física o metafísicamente. Él es absolutamente Único, siempre Vivo y Eterno. Él controla todo y es perfectamente capaz de otorgar Su infinita misericordia y el perdón a quien Él elige. Eso es el porqué Él es llamado el Todopoderoso y el más Misericordioso. Dios Todopoderoso ha creado el mundo para el hombre y como tal, quiere lo mejor para todos los seres humanos. Los musulmanes ven todo en el Universo como un signo de Su capacidad creadora y la benevolencia de Dios Todopoderoso. También, la creencia en la Unidad de Dios no es simplemente un concepto académico. Es una creencia que afecta la visión de la humanidad, la sociedad y todos los aspectos de la vida..

❖ Pregunta 6. ¿Qué es el Qurʾān?

Es la última revelación de la voluntad de Dios Todopoderoso para toda la humanidad, el cual fue transmitido a través del Ángel Gabriel en árabe, al Profeta Muḥammad, en sus sonidos, palabras y significados. El Qurʾān, a veces escrito Corán, fue transmitido a los compañeros del Profeta, y ellos memorizaban palabra por palabra y ha sido pública y continuamente recitado por ellos y sus sucesores hasta nuestros días. En resumen, el Qurʾān es el libro de la guía de Dios por excelencia. El Qurʾān todavía es memorizado y enseñado por millones de personas.

El lenguaje del Qurʾān, el árabe, sigue siendo una lengua viva para millones de personas, a diferencia de las escrituras de otras religiones que ya no se leen en su idioma original [solo se leen traducciones]. El Qurʾān aún se lee en su Ienguaje original por incontables millones de personas. El Qurʾān es un milagro viviente en la lengua árabe y es imposible que sea imitado en su estilo, forma y su impacto espiritual.

La revelación final de Dios a la humanidad, el Qurʾān, fue revelado al Profeta Muḥammad durante un período de veintitrés años. El Qurʾān, en contraste con muchos otros libros religiosos, siempre se consideró como la Palabra real y verdadera de Dios por aquellos que creen en él [el Qurʾān]. No es algo decretado por un consejo religioso de hombres muchos años después de haber sido escrito por primera vez. El Qurʾān fue recitado en público durante la vida del Profeta Muḥammad delante de las comunidades musulmanas y no musulmanas. El Qurʾān entero también fue completamente escrito durante la vida del Profeta, y numerosos compañeros del Profeta lo memorizaron completo, palabra por palabra, tal como fue revelado. Así que, a diferencia de otras escrituras, el Qurʾān siempre estuvo en manos de los creyentes comunes, siempre se pensó que era la palabra de Dios y debido a la memorización prevalente entre grandes cantidades de creyentes, siempre estuvo perfectamente preservado.

En cuanto a las enseñanzas del Qurʾān, es una escritura universal que se dirige a toda la humanidad y no a una tribu en particular o a «los elegidos». El mensaje que trae no es nada nuevo sino el mismo mensaje de todos los Profetas, es decir, someterse a Dios Todopoderoso y adorarle solo sin asociarle compañeros. La revelación de Dios en el Qurʾān se enfoca en enseñar a los seres humanos la importancia del verdadero monoteísmo y enmarcar sus vidas en torno a la guía que con él [Qurʾān] ha enviado. Adicionalmente el Qurʾān contiene las historias de los Profetas anteriores, tales como Adán, Abraham, Noé, Moisés y Jesús, así como muchas órdenes y prohibiciones de Dios. En los tiempos modernos en los que tantas personas se ven envueltas en dudas, desesperación espiritual y lo que es «políticamente correcto», las enseñanzas del Qurʾān ofrecen soluciones para el vacío de nuestras vidas y la confusión que hoy en día se está apoderando del mundo.

Junto con el Qurʾān, Muḥammad recibió otra forma de revelación de su Señor lo que también se conserva hasta el día de hoy y se llama «tradición profética». La tradición profética [árabe: Sunnah] son las palabras, las acciones y aprobaciones tácitas del Profeta Muḥammad. Estas tradiciones proféticas explican el Qurʾān y detallan las creencias y los actos de adoración para un musulmán. Todo musulmán está obligado a adherirse a las enseñanzas de la tradición profética.

❖ Pregunta 7. ¿Cómo es que los musulmanes ven la naturaleza del hombre, el propósito de la vida y la vida en el Más Allá?

En el noble Qurʾān, Dios nos enseña que los seres humanos fueron creados con el propósito de adorarle, y que la base para toda adoración verdadera es el conocimiento del Creador. Debido a que las enseñanzas del ʾIslām engloban todos los aspectos de la vida y de la ética, el ʾIslām fomenta la piedad en todos los asuntos humanos. El ʾIslām deja claro que todos los actos humanos son actos de adoración si se hacen sólo para Dios y de acuerdo a Su Ley Divina. Por lo tanto, la adoración en el ʾIslām no se limita solamente a los rituales religiosos. Las enseñanzas del ʾIslām actúan como una misericordia y una curación para el alma humana, cualidades como la humildad, la sinceridad, la paciencia y la caridad son fuertemente fomentadas. Adicionalmente, el ʾIslām condena el orgullo, la altanería, el rechazo a la verdad y el asombrarse de uno mismo. La visión islámica de la naturaleza del hombre también es realista y bien equilibrada. No se cree que los seres humanos son inherentemente pecaminosos, sino más bien que son igualmente capaces del bien y del mal. El ʾIslām también enseña que la fe y la acción van mano a mano. Dios ha dado a la gente el libre albedrío, y las medidas de la fe son las obras y las acciones. Sin embargo, los seres humanos también han sido creados débiles y caen regularmente en el pecado. Esta es la naturaleza del ser humano tal como ha sido creado por Dios en Su sabiduría perfecta. Las avenidas del arrepentimiento están siempre abiertas a todos los seres humanos. Dios Todopoderoso ama al pecador arrepentido, más que a uno que no peca en absoluto y que por lo tanto, difícilmente recuerda a su Señor. El verdadero equilibrio de una vida islámica está establecido por tener un sano temor de Dios, así como una creencia sincera en Su infinita misericordia. Una vida sin temor de Dios lleva al pecado y la desobediencia, mientras que la creencia de que hemos pecado tanto que Dios no nos va a perdonar, posiblemente, solo nos lleva a la desesperación. El ʾIslām enseña que sólo los desviados desesperan de la misericordia de su Señor.

Además, el Noble Qurʾān, que fue revelado al Profeta Muḥammad, la paz sea con él, contiene información detallada sobre el Más Allá y el Día del Juicio. Debido a esto, los musulmanes creen que todos los seres humanos en última instancia, serán juzgados por Dios por sus creencias y acciones cometidas durante sus vidas terrenales. Al juzgar a los seres humanos, Dios Todopoderoso será a la vez misericordioso y justo, y la gente sólo va a ser juzgada por lo que eran capaces de hacer. Basta decir que el ʾIslām enseña que la vida es una prueba, y que todos los seres humanos serán responsables ante Dios. Creer sinceramente en la otra vida durante esta vida, es la clave para llevar una vida moral bien balanceada. De lo contrario, esta vida es vista como un fin en sí misma, lo que ocasiona que los seres humanos se vuelvan más egoístas, materialistas e inmorales.

.

🖊 Notas de traducción al español:
[1]
ʾIslām [الإِسلامُ]: De la raíz «ʾaslama» [أَسلَمَ] que significa: someter, e «ʾIstislām» [اِستِسلاَم] es el estado de sumisión voluntaria de complacencia y conformidad. Puedes revisar más en nuestro glosario: http://www.islam-puro.com/glosario/i/
[2]  Allāh [الله]: En la lengua árabe es una forma de decir «al-ilāh», que literalmente significa «El Dios [Deidad]», su significado según la legislación islámica es «El Único que merece ser adorado». Allāh, El Único, no tiene género, ni plural, no tiene socios, nada ni nadie merece ser adorado excepto Él, no engendró, ni fue engendrado, Creador de todo el universo, el Eterno, Siempre Viviente y Autosuficiente. No hay algo que sea semejante a Él. Su Conocimiento lo abarca todo y Su Poder lo puede todo, tan solo tiene que decir «sé» y es, Señor de todo lo que existe. Exaltado es Él muy por encima de lo que le asocian. Él envió a todos los profeta desde Adán [Ādam], Noé [Nūḥ], Moisés [Mūsā], Jesús [ʾIsā] y Muḥammad (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam). La transcripción «Alá» no se considera apropiada, ya que no se conserva la pronunciación más aproximada del lenguaje original. En el árabe, la doble L se lee por separado Al-lāh, y no como LL en la palabra «llave».


📖  Título original: Seven Fundamental Questions Regarding Islam
Publicado originalmente por: Salafi Publications

🖋 Traducción del inglés al español y edición: Islam Puro
1.a Edición: Ṣafar 1435 (Diciembre 2013)
2.a Edición: Ḏūʾl-Ḥiǧǧah 1439 (Setiembre 2018)

 Toca aquí para descargar en documento PDF
🌎 Condiciones de uso:
Por favor, sírvase leer nuestras condiciones de uso http://www.islam-puro.com/condiciones-de-uso/
✉ Correo electrónico: info@islam-puro.com

📂 ID tip0009


📚 Ver otras publicaciones en nuestra Biblioteca: http://www.islam-puro.com/biblioteca-virtual/