Un solo corazón, una sola lengua.

بسم الله الرحمن الرحيم

.
ʾAbū al-Qāsim al-ʾAṣbahānī (
raḥimahuʾllāh) escribió:

Y de entre aquello que muestra que la gente del ḥadīṯ [la gente que se adhiere a las tradiciones proféticas en todos los asuntos de la religión] son la gente de la verdad es que si examinas detenidamente todos los libros que han escrito, desde el primero hasta el último, el viejo y el reciente, –y a pesar de la diferencias respecto a sus ciudades de residencia y las diferentes épocas en las cuales vivieron y las grandes distancias entre ellos en sus tierras y que cada uno de ellos residía en su región de entre las regiones en donde residió– encontrarás que están sobre una misma metodología [en unísono], atravesándola sobre un solo camino del cual no se desvían; no se inclinan a ninguna otra cosa mientras están sobre ese camino. Su dicho sobre ese camino es uno, su actuación es una. No encontrarás diferencias entre ellos, ni separación en cosa alguna, ni siquiera en una cosa insignificante. Más bien, si tú juntaras lo que ha sido (declarado) sobre sus lenguas, de aquello que ellos narraron de sus predecesores, encontrarás que pareciera que viene de un solo corazón y que ha sido dicho por una sola lengua. ¿Hay alguna evidencia para la verdad que sea más clara que esta?


Šaiḫ ʾAbū al-Qāsim al-ʾAṣbahānī
📖 Libro: الحُجَّة في بيانِ المَحَجَّة – Al-Ḥuğğah fī Bayāniʾl-Maḥağğah (2:224-225)
🖋 Traducido del inglés al español por: ʾAbū Dāwud al-mīksīkī
📂 ID iptt0105