La diferencia entre aconsejar y difamar[1]: algunos beneficios básicos


.

.بسم الله الرحمن الرحيم

El consejo que se debe hacer público.

Entonces, refutar opiniones débiles y clarificar la verdad de aquello que se opone [a la verdad], basándose en evidencias [del Qurʾān y la sunnah] correctas [es decir, Qurʾān y sunnah según el entendimiento de las primeras generaciones] no es lo que los sabios [de los salaf] detestaron. Más bien, esto es de lo que amaban, y es la razón por la cual recomendaron y elogiaron a los que llevaron a cabo estas refutaciones y clarificaciones. Y esto no entra dentro de ġībah[2], en lo absoluto. Pero supón que hay alguien que odia que su error, que se opone a la sunnah, sea expuesto [públicamente], en este caso no hay consideración alguna para su odio, porque odiar que se manifieste la verdad — si es en oposición a la opinión de un hombre — no es de los asuntos elogiables. Más bien es de una obligación sobre el musulmán el amar que la verdad se manifieste y que los musulmanes estén enterados de ello [es decir, de la verdad], independientemente de si esto está de acuerdo o en oposición a su punto de vista [personal].

La diferencia entre aconsejar y difamar.

Y esto que Al-Fuḍail ha mencionado es de los signos de aconsejar y difamar, y es que aconsejar está ligado al secreto [es decir, aconsejar en privado] mientras que difamar está ligado a la publicidad [es decir, hacerlo público].

Solían decir: «Quienquiera que ordene a su hermano [con el bien] a la cabeza de una reunión, entonces le ha difamado», o algo parecido a esto en significado.

Los salaf solían odiar que el ordenar el bien y prohibir el mal se hiciera de esta manera. Más bien, ellos amaban que se hiciera en privado, entre la persona que ordena el bien y la persona a quien se le ordena el bien, pues en verdad, esto es de las señales del consejo sincero. Y esto es porque el objetivo del que aconseja no es propagar ni publicar las faltas de la persona a quien se aconseja, más bien su objetivo es poner un final al mal en el que ha caído.

En cuanto a propagar y exponer las faltas de alguien, esto es de lo que Allāh y Su mensajero (ṣallAllāhu ʿalayhi wa sallam) han prohibido. Allāh el Exaltado dice:

إِنَّ الَّذِينَ يُحِبُّونَ أَن تَشِيعَ الْفَاحِشَةُ فِي الَّذِينَ آمَنُوا لَهُمْ عَذَابٌ أَلِيمٌ فِي الدُّنْيَا وَالْآخِرَةِ ۚ وَاللَّهُ يَعْلَمُ وَأَنتُمْ لَا تَعْلَمُونَ

وَلَوْلَا فَضْلُ اللَّهِ عَلَيْكُمْ وَرَحْمَتُهُ وَأَنَّ اللَّهَ رَءُوفٌ رَّحِيمٌ

«En verdad, aquellos que deseen que se propague la maldad y la indecencia entre los creyentes, tendrán un tormentoso castigo en esta vida y en la otra. Allāh sabe y vosotros no sabéis. Si no fuera por el favor de Allāh y Su misericordia sobre vosotros [Allāh hubiera apresurado el castigo sobre vosotros], ciertamente Allāh es Compasivo y Misericordioso».

[Qurʾān, Sūrah An-Nūr 24:19-20]

Y los ʾaḥādīṯ sobre la virtud de mantener en secreto los errores de tu hermano son muchos.

Sobre la persona que hace las faltas públicas.

Pero aquello que hace que el malhechor propague las faltas de su hermano y desgraciarlo es fuerza [del tipo que es reprensible] y dureza, su amor por abusar de su hermano creyente y [su deseo] de infligir daño, estas son las características del diablo — aquel que embellece a los hijos de Ādam la incredulidad, pecados y desobediencia, de tal manera que puedan volverse de los habitantes del fuego, Allāh dice:

إِنَّ الشَّيْطَانَ لَكُمْ عَدُوٌّ فَاتَّخِذُوهُ عَدُوًّا ۚ إِنَّمَا يَدْعُو حِزْبَهُ لِيَكُونُوا مِنْ أَصْحَابِ السَّعِيرِ

«En verdad, el Demonio [Šayṭān] es una enemigo para vosotros, así que tomadlo como un enemigo. Él solo llama a su grupo [de seguidores] para que sean de los habitantes del Fuego»

[Qurʾān, Sūrah Fāṭir 35:6]

De las señales aparentes de difamar es: exponer el mal que hay en una persona y propagarlo con la excusa que solo lo hace debido a los defectos que tiene, ya sean generales o específicos. Mientras que interiormente su objetivo es difamar y dañarlo. Así que es de los hermanos de los hipócritas, aquellos que Allāh ha menospreciado varias veces en Su Libro, pues en verdad Allāh menosprecia a los que muestran [exteriormente] un acto bueno mientras que interiormente lo que quiere es lograr un mal acto. Y Él ha contado esto como uno de los aspectos de hipocresía, tal como se menciona en sūrah At-Tawbah, en donde humilla a los hipócritas y expone sus atributos despreciables:

وَالَّذِينَ اتَّخَذُوا مَسْجِدًا ضِرَارًا وَكُفْرًا وَتَفْرِيقًا بَيْنَ الْمُؤْمِنِينَ وَإِرْصَادًا لِّمَنْ حَارَبَ اللَّهَ وَرَسُولَهُ مِن قَبْلُ ۚ وَلَيَحْلِفُنَّ إِنْ أَرَدْنَا إِلَّا الْحُسْنَىٰ ۖ وَاللَّهُ يَشْهَدُ إِنَّهُمْ لَكَاذِبُونَ

«Y en cuanto a aquellos [de los hipócritas] que edificaron un masğid [una mezquita] para hacer daño, difundir la incredulidad, sembrar discordia de entre los creyentes y dar refugio a quienes luchan en contra de Allāh y Su mensajero, en verdad ellos juran que no quieren nada excepto lo bueno, pero Allāh atestigua que ciertamente son mentirosos».

[Qurʾān, Sūrah At-Tawbah 9:107]

y Allāh dice:

لَا تَحْسَبَنَّ الَّذِينَ يَفْرَحُونَ بِمَا أَتَوا وَّيُحِبُّونَ أَن يُحْمَدُوا بِمَا لَمْ يَفْعَلُوا فَلَا تَحْسَبَنَّهُم بِمَفَازَةٍ مِّنَ الْعَذَابِ ۖ وَلَهُمْ عَذَابٌ أَلِيمٌ

«No pienses que aquellos que se regocijan con lo que han hecho [o provocado], y aman ser elogiados por lo que no han hecho, han sido librados del tormento, para ellos [será] un doloroso tormento»

[Qurʾān, Sūrah Āli ʿImrān 3:188]

Así que, que gran diferencia hay entre aquel cuya intención es la de aconsejar (naṣīḥah) y aquel cuya intención es desgraciar (faḍīḥah). Y nadie confunde una de estas con la otra, excepto aquel que no tiene un intelecto sano.

•┈┈📝┈┈•

 [1] La palabra es Taʿyīr [تَعْيِير] que significa degradar, reprensión, reproche, burlarse, divulgar maliciosamente, injuriar, tratar injustamente. En otros trabajos se ha traducido como condenar. Se refiere a hacer público el mal que hay en un musulmán. Nuestra traducción de esta palabra se ha hecho directo del árabe, bajo el consejo de Sa’īd Rhānā. La palabra difamar, que usamos como traducción de Taʿyīr, tiene el significado establecido en el diccionario de la Real Academia Española:

  1. Desacreditar a alguien, de palabra o por escrito, publicando algo contra su buena opinión y fama.
  2. Poner algo en bajo concepto y estima.
  3. Divulgar

[2] Puedes revisar ġībah en nuestro glosario en el siguiente enlace: http://www.islam-puro.com/glosario/g

•┈┈✏┈┈•

Nota del editor:

  1. Con esto podemos saber que aquel que propaga y hace pública las faltas de un musulmán, se opone al manhağ [metodología] de los salaf [primeros predecesores].
  2. Si publicar las faltas de un musulmán, cuando este realmente ha cometido las faltas, era un acto tan fuertemente criticado y detestable según el entendimiento de los salaf, entonces ¿cuál será el caso cuando los errores y faltas que se hacen públicos, son acusaciones falsas e inventadas?
  3.            Se recomienda también visitar la entrada para Al-Bawāʾiq en nuestro glosario http://www.islam-puro.com/glosario/b/

Sabio: ʾĪmān ʾIbn Rağab al-Ḥanbālī
📖 Libro:  La diferencia entre aconsejar y difamar – اﻟﻔﺮق ﺑﲔ اﻟﻨﺼﻴﺤﺔ واﻟﺘﻌﻴﲑ [Al-Farq bayna an naṣīḥah waʾt-taʿyīr]

🖋 Traducción y edición del inglés al español por el equipo de Islam-puro
📄 Tocar aquí para descargar la publicación en documento PDF
📁 ID: iptt0293


📚 Artículos relacionados: