📄 Los frutos de la oración islámica


.
بسم الله الرحمن الرحيم

.

Allāh el Más Alto dijo:

وَٱسْتَعِينُوا۟ بِٱلصَّبْرِ وَٱلصَّلَوٰةِ وَإِنَّهَا لَكَبِيرَةٌ إِلَّا عَلَى ٱلْخَٰشِعِينَ

«Y busca ayuda a través de la paciencia y la oración, y ciertamente, esto es difícil excepto para el que se somete humildemente [a Allāh]».

[Qurʾān, Sūrah Al-Baqarah 2:45]

Ḥuḏayfah (رضي الله عنه) dijo: «Siempre que un asunto se volvía severo para el Mensajero (ﺻَﻠَّﻰ الله ﻋَﻠَﻴْﻪِ ﻭَﺳَﻠَّﻢَ), el solía rezar».

[Musnad 23299 y en sunan ʾAbū Dāwud 1319]

Los frutos de la oración islámica

ʾImām ʾIbnuʾl-Qayyim (d. 751) dijo:

«La oración islámica es un medio de incrementar las provisiones [que vienen de Allāh]. Esto es un medio para preservar la buena salud. Es un medio para repeler el daño y enfermedades. Fortalece el corazón y deleita el alma. La oración expulsa la pereza y a través de esta las extremidades son energizadas junto con ayudar a mantener una fortaleza en general. La oración alivia y expande el pecho [por contener la guía, tawḥīd, ʾIslām, conocimiento y todo lo que es amado por Allāh], nutre el alma e ilumina el corazón. Ilumina el rostro. La oración ayuda a mantener las bendiciones que uno tiene y repele los castigos [porque esto es de las mejores formas de obediencia a Allāh]. Se gana las bendiciones de Allāh, aleja a uno del Šayṭān [Satanás] y atrae al individuo más cerca del Más Misericordioso.

En general, los efectos de la oración son verdaderamente sorprendentes en cuanto a la preservación de la salud y fortalecimiento de las extremidades y el corazón, repeliendo malos elementos. Dos hombres no son afligidos con una discapacidad, enfermedad, prueba o aflicción excepto que uno reza y es menos afectado y su final es más seguro y salvo.

Los efectos de la oración son verdaderamente sorprendentes en repeler el mal de este mundo, especialmente si los derechos [legislación] de la oración son cumplidos. En que esté perfeccionado interna [con sinceridad, humildad, temor, conciencia y asombro de Allāh] y externamente [rezando como el Mensajero de Allāh (ﺻَﻠَّﻰ الله ﻋَﻠَﻴْﻪِ ﻭَﺳَﻠَّﻢَ) rezó]. No hay nada como la oración para repeler el mal de esta vida y la siguiente y en cosechar los beneficios de ambos mundos. La esencia de todo esto, es que la oración lo conecta a uno con Allāh. La fuerza de la relación entre los siervos y su Señor [Allāh] determinará si las puertas del bien y los frutos de la oración se abrirán para ellos…».


✍ ʾIbn Qayyim ʾal-Ğawziyyah (raḥimahuʾllāh).
📖 [Zād al-Māʿd 5/489-490, Dār āʿlim al-fawāʾid]

🖋 Traducción al español y edición por Islam Puro
📅 Publicado en Islam Puro: 16 Šawwāl 1441 – 08 junio 2020
📂 ID iptt0388